Desde que hizo su entrada a la NBA hace 16 años, Kobe Bryant ha reiterado siempre su deseo de jugar a un nivel que le permita terminar siendo el mejor jugador en la historia de la liga cuando le llegue el momento de decir adiós.

El lunes, dio otro paso hacia ese nivel de estrellato cuando se posicionó como el quinto mejor anotador de los tiempos en la historia de la liga en Filadelfia.

Bryant, quien es ya el máximo anotador en la historia de Los Angeles Lakers y el más joven canastero en superar los 28,000 puntos en la carrera, este lunes sobrepasó al también ex lagunero Shaquille O’Neal en la quinta posición entre los mejores anotadores de la NBA en la historia. Bryant había entrado al partido necesitando 23 puntos para igualar los 28,596 unidades que marcó O’Neal en sus 20 temporadas en la liga. Con el punto 24, por su parte, Bryant enviaría a su ex compañero al sexto puesto.

Y tal y como lo necesitaba, Bryant alcanzó esas dos cifras en el juego que los Lakers jugaban en la ciudad natal de su estelar escolta, Filadelfia. Bryant marcó 14 puntos en el primer periodo y lanzó de 3-3 en sus primeros intentos ofensivos del segundo periodo, incluyendo dos triples, para pasarle por el lado a O’Neal. La cesta que marcó el hito histórico originalmente fue apreciada como un triple con 5:08 minutos por jugar del periodo, pero luego fue cambiada a un canasto de dos puntos al ser revisado por los oficiales en el video de repeticiones. Con ella Bryant empató y quebró la marca de O’Neal de un sopetón. En el primer periodo, Bryant lanzó de 9-5 de campo con dos triples en tres intentos. Luego en el segundo brindó ocho puntos para colocar a los Lakers en ventaja 41-36. El juego sigue en disputa en Filadelfia.

El 14 veces All Star, cinco veces campeón de la NBA, una vez MVP de la liga, dos veces MVP de la Final y una vez campeón olímpico ahora es sólo superado en la lista de los mejores anotadores de la NBA en la historia por Wilt Chamberlain (31,419), Michael Jordan (32,292), Karl Malone (36,928) y Kareem Abdul-Jabbar (38,387).

Considerando que en sus primeras 15 temporadas Bryant promedió 2,152 puntos por juego, podría alcanzar a Chanblerlain en los próximos dos años. Si se mantiene jugando a ese nivel, por su parte, el Black Mamba estaría retando el récord de Abdul-Jabbar en cinco o seis temporadas.

Ya esta campaña Bryant ha alcanzado cuatro hitos personales e históricos. Primero se convirtió en el jugador más joven en la historia en llegar a los 28,000 puntos. Eso lo hizo 1 de enero en Denver. Luego pasó al segundo lugar como máximo anotador de tiros libres en la historia de los Lakers al sobrepasar a Jerry West en ese renglón, el 28 de enero en Milwaukee. Y la tercera hazaña fue convertirse en el máximo anotador de cestas de campo en la historia de los Lakers al superar la previa marca que pertenecía a Kareem Abdul-Jabbar el 29 de enero en Minnesota.

Antes de eso, Bryant ya había escalado el liderato de todos los tiempos de la franquicia en puntos anotados con 28,573 puntos, minutos jugados con 41,075, intentos de campos tomados con 21,943, intentos de campos anotados con 9,928, tiros de tres puntos acertados con 1,452 y en tiros libres marcados con 7,185.

No hay duda que Bryant, cuando termine su carrera, será el máximo líder estadístico en la historia de los Lakers. De esa forma quedaría formalmente como el mejor Laker de toso los tiempors. Y tal como lo ha soñado, tendrá un caso fuerte para reclamar la posición como el mejor jugador en la historia de la NBA.

En los pasados años este ha ido estableciendo eso con un paso consistente. En el 2009-2010 superó a los jugadores Alex English (25,613), Reggie Miller (25,279), Jerry West (25,192), Patrick Ewing (24,815) y Allen Iverson (24,368). Al supercar a West con una volcada el 1 de febrero de 2010 en Memphis, día en el que anotó 44 puntos, Bryant se convirtió en el mejor anotador en la historia de los Lakers.

En el 2008-2009, por su parte, superó a Gary Payton (21,813), Charles Barkley (23,757), Robert Parish (23,334), Adrian Dantley (23,177), Elgin Baylor (23,149), Clyde Drexler (22,195) y Larry Bird (21,791).

Abdul-Jabbar tuvo una carrera de 20 temporadas en las que aportó sus 38,387 puntos en 1,560 partidos para un promedio de 24.6 puntos por juego. Bryant, por su parte, entró al partido con 28,573 puntos en 1,127 juegos para un promedio de por vida de 25.4.