Podría parecer un error o un accidente, pero lo cierto es que fue con intención, pues el avión que despegaba contenía computadores y varios artículos electrónicos robados en su interior. Arriesgando su vida y su auto, estos policías brasileros decidieron chocar con el avión para detenerlo y esto fue lo que sucedió.