Ante la nevada que sorprendió a muchos capitalinos, cientos de personas se vieron motivadas por el frío para ir a llenar sus cilíndros de gas para poder mantenerse en calor dentro de sus hogares, lo que provocó larga espera en las gaseras para ser atendidos.

Personas que han acudido a las gaseras han durado hasta una hora y media para ser atendidos.´

Lo anterior debido al aumento en la demanda del gas butano, y la espera de las pipas que surten las gaseras, como aconteció en la ubicada en la Vialidad CH-P y calle 62ª.